Detención de dos titiriteros en Madrid
Comunicado de la Asociación de Directores de Escena de España sobre la detención de dos titiriteros en Madrid

Ante los hechos acaecidos en Madrid el pasado viernes 5 de febrero, que concluyeron con la detención de dos intérpretes en la manipulación de títeres que representaban una obra en las fiestas de carnaval, desde la Asociación de Directores de Escena de España manifestamos nuestra solidaridad con nuestros compañeros, a los que consideramos injustamente encarcelados y para los que solicitamos su puesta en libertad.

Es difícilmente asimilable que, mientras numerosas personas investigadas en causas por fraudes a la Hacienda pública o delitos de corrupción se pasean en libertad o hagan lo propio quienes profieren amenazas a políticos electos, estos dos actores de títeres se vean sometidos a prisión preventiva y sin fianza.

Igualmente exigimos que se establezca un riguroso análisis del contenido y sentido del espectáculo representado, y que no se dé pábulo a informaciones subjetivas, interesadas, inescrupulosas y con fines políticos de corto vuelo. Solo así podrá establecerse si la intencionalidad era hacer apología del terrorismo o si, por el contrario, se pretendía simplemente denunciar que se acuse de actos de dicha tipología a determinadas acciones reivindicativas, que es un procedimiento habitualmente utilizado en numerosas manifestaciones artísticas de diversa índole.

Las invectivas verbales lanzadas contra la compañía "Desde abajo" deslizan por parte de quienes las profieren una intencionalidad manifiesta de menoscabar la libertad de expresión, derecho democrático que nos costó mucho conquistar y que no debemos consentir que se ponga en riesgo. Libertad que así mismo debe estar acompañada por la libertad de crítica, tanto de los aspectos estético-formales como de los contenidos de un hecho artístico.

Dicho lo anterior, consideramos que el espectáculo pudo ser inadecuadamente propuesto para el público infantil. Las responsabilidades políticas que puedan derivarse de este hecho competen a quienes lo programaron.


 
Atrás